Los cambios en los hábitos de consumo y la expansión de las ofertas de video contenido siguen en ascenso.

El estudio ‘State of the Broadcast Industry 2016’ publicado por Ooyala, resalta algunas tendencias claves que las compañías en Latinoamérica deben de seguir de cerca durante este año.

Los mercados emergentes serán pieza clave del crecimiento

La expansión de la televisión paga y servicios de video OTT (servicios ‘Over The Top’) en Latinoamérica serán impulsados por proveedores de contenido que vean más allá de los mercados maduros ya saturados, fijándose en mercados emergentes que aprovechen los avances en infraestructura de banda ancha y el desarrollo económico, y consumidores que continúen explorando formas alternativas de ver contenido.

Recientemente, la industria ha visto aumentos de audiencia y fragmentación de contenido, proveedores continúan fusionándose y asociándose tanto a nivel de plataformas como regionalmente para así posicionarse mejor para el futuro.

Un ejemplo de lo anterior es la operadora de cable inglesa Liberty Global, que ha puesto sus ojos fuera de Europa buscando crecimiento gracias a la compra de Britain Cable & Wireless, para así ampliar su mercado en América Latina y el Caribe. Otros proveedores seguramente seguirán esta tendencia debido al crecimiento mundial de video contenido.

El mercado latinoamericano está viendo una expansión tecnológica estimulada por el desarrollo económico y la inversión en su infraestructura de comunicaciones, particularmente en países como México. En América, se espera que la penetración de la TV paga digital alcance niveles del 50% para el 2020, para ese mismo año la penetración de la televisión digital será del 95% y la televisión on demand utilizada por operadores y televisoras (como ESPN en Argentina) continuarán en crecimiento.

Mientras tanto, en Latinoamérica al menos 1 de cada 10 consumidores millennials latinoamericanos, de entre 20 y 30 años, han cancelado la suscripción a TV paga adoptando servicios on demand como Netflix.

Los consumidores de menos de 20 años también están cancelando sus contratos y el 10% de estas poblaciones nunca han contratado una compañía de cable, presagiando grandes batallas entre los proveedores de servicios OTT en países como Colombia.

Debido a la poca penetración de tarjetas de crédito en el mercado Latinoamericano, se espera tener más opciones de pago digital para el crecimiento de servicios de video on demand, particularmente dirigidas a uso de consumidores más jóvenes. Los proveedores harían bien en ofrecer paquetes de contenidos y servicios creativos para atraer a estas audiencias jóvenes que están desarrollando nuevos hábitos de consumo de contenido.

Los servicios de video en vivo y hacia dispositivos móviles tomarán la delantera

Para la mayoría de los consumidores en Latinoamérica, en especial los millennials, los hábitos de visualización comienzan y terminan con dispositivos móviles. La penetración de Internet vía dispositivos móviles está en auge. La región tiene los números más altos en cuanto a crecimiento de smartphones a nivel global y debido a que Latinoamérica tendrá más de 182 millones de usuarios de smartphones en 2016 (de acuerdo a investigación de eMarketer), las conexiones de banda ancha móvil (que actualmente ya superan las conexiones de banda ancha de línea fija), serán críticas para continuar con la expansión de video.

La televisión tradicional transmitida en vivo vía OTT también tendrá un impacto en los espacios de vídeo y comenzará a competir cabeza con cabeza con medios de transmisión tradicionales durante este año. Globo, se ha dado cuenta de esto y se ha convertido en la primera televisora en Brasil que ofrece contenido ‘on demand’ por medio de su servicio de streaming. Los servicios que las televisoras ofrecen deben de ser orientados hacia la oferta de servicios OTT, particularmente con el contenido más consumido por sus usuarios, como noticias y deportes.

La personalización y datos atraerán a las audiencias

Las compras de publicidad seguirán a las audiencias, enfocándose en contenido de video en vivo y vía dispositivos móviles. Grandes eventos como las Olimpiadas de Verano en Brasil proveerán un foro para más publicidad móvil, con una oferta más enfocada y personalizada que combatirá el uso creciente de los ad blockers en Latinoamérica. De acuerdo a datos del Global Web Index, un 27% de los usuarios de Internet de la región está utilizando servicios de bloqueo publicitario.

Este 2016 será un año muy interesante para observar este y otros movimientos en el mercado de las televisoras en Latinoamérica.

Anuncios